Una versión fue tomando cuerpo en los últimos días, sobre una supuesta situación que podría darse el año próximo, y que -en realidad- hizo soltar una sonrisa a mas de uno…
Hay apuestas sobre las actitudes de dos referentes de molestas minorías políticas, pero con sueños de grandeza no disimulados…
Nicolás Terrera por un lado, cuyo patrimonio en ladrillos habría sufrido fuerte incremento -especialmente en zona de Gutiérrez, dicen- ya estaría buscando una colectora que lo acerque el mussismo el año próximo. Y el otro sería Jorge Sívori, vecino quilmeño pero edil local, quien también habría tenido alguna tertulia con su ‘enemigo de siempre’, Jota Jota Mussi.
¿La razón? Es que hay quien asegura que en 2021, desde La Plata ofrecerían a Mussi un lugar preponderante, dejando el sillón que varios apetecen para 2023…