Un alarmante informe descubre que en la provincia de Buenos Aires, y sobre todo en el Conurbano, fueron tomadas unas 4.300 hectáreas de tierras fiscales y privadas. Se usurparon predios donde se iban a construir barrios cerrados -como en Guernica y en Presidente Perón– y hasta complejos de viviendas sociales que estaban por ser entregadas o paralizadas, como el denominado barrio ACUMAR, en González Catán
Esa área corresponde a 43 kilómetros cuadrados de extensión. Es decir, una superficie mayor, por ejemplo, que el municipio de Hurlingham, que tiene 35 kilómetros cuadrados o Ituzaingó, con 38 kilómetros cuadrados, distritos donde también hay usurpaciones, y se aproxima a la superficie de San Isidro que es de 51 kilómetros cuadrados.
La preocupación en la administración de Axel Kicillof fue expresada públicamente por su ministro de Seguridad, Sergio Berni quien sostuvo que «irá preso» el que ocupe terrenos en la provincia. «Es un delito que está organizado. Detrás de la necesidad habitacional aparecen vivos que se organizan para ver cómo sacan provecho. En la provincia de Buenos Aires el derecho a la vida y a la propiedad privada son dos cosas que no se discuten», enfatizó.
Esas palabras marcan diferencia con su par de la Nación, Sabina Frederic, quien sobre el mismo tema opinó: «Ese no es un tema de seguridad, es un tema de déficit habitacional».
Los datos en cuestión corresponden a las causas abiertas, algunas ya resueltas y otras en curso, y a los partes diarios elaborados por la Policía Bonaerense cada vez que interviene por disposición judicial o por actos de flagrancia, es decir, porque llegan cuando se produce el delito.
Según esa documentación, que está en los archivos del Ministerio de Seguridad desde julio pasado hasta el 1° de agosto se registraron 71 usurpaciones judicializadas a través de las cuales se aprehendió a 258 personas. La mayoría fueron liberadas porque la pena es de tres meses a tres años de prisión.
Sin embargo, la policía tiene registrado que en ese mismo período se registraron 315 intervenciones policiales ¿porqué esa diferencia? Porque muchas de las tomas que se realizan de tierras fiscales no son denunciadas, por ejemplo, por los intendentes que, como en los casos de Mario Ishii en José C. Paz, o Fernando Espinoza, en La Matanza, deciden actuar de manera personal para mediar en el conflicto con apoyo policial.
Estos hechos suelen resolverse de manera pacífica. Los usurpadores suelen terminar quedándose con parte de los terrenos que tomaron o se asientan en otros cedidos por la municipalidad.
Desde comienzo de año los números son peores. Ya se realizaron 1.801 denuncias judiciales por usurpaciones. La policía realizó 868 procedimientos y se aprehendió a 524 personas.
Según fuentes del Ministerio de Seguridad bonaerense, los distritos donde se registraron la mayor cantidad de tomas son: La Plata, La Matanza, Tres de Febrero, Merlo, José C. Paz, Partido de La Costa, Mar del Plata, Villa Gesell, Moreno, Presidente Perón, Malvinas Argentinas, Quilmes, Avellaneda, Pilar, Tigre, Cañuelas, Florencio Varela, Bahía Blanca, San Martín, Almirante Brown, Lanús, Ezeiza, Hurlingham, Ituzaingó, Zárate, Junín, San Fernando, entre otros.