El reclamo de la Policía Bonaerense solicitando mejoras en sus sueldos -recordemos que cobran $ 36.000 mensuales– se hizo sentir fuerte en Alte. Brown, donde los efectivos enfrentaron los «aprietes» de la Jefatura de Estación de ese distrito, que amenazó con sancionar a los reclamantes.

Los uniformados se manifestaron pacíficamente en la plaza de Adrogué y ante la amenazas al personal por parte del Jefe de Estación y del Jefe del Comando de Patrullas de esa zona, familiares de los policías ingresaron a la sede Departamental de ese distrito apoyando el reclamo.