Nuevamente sesionó el Concejo Delirante de Berazategui, y como viene pasando hace rato, sin presencia de taquígrafos, rompiendo otra vez lo determinado por la Ley Orgánica de las Municipalidades y el Reglamento Interno de los Concejos Deliberantes.
El locutor del hachecedé, el ‘dr’ Simón Martínez, y un empleado del área Parlamentaria, simplemente se sientan y graban con su celular (sin siquiera tomar nota de nada) lo que sirve para ‘legitimar’ lo tratado por el Cuerpo.
Esto sin embargo, se hace con el acompañamiento de la oposición, que no tuvo prurito en mirar para otro lado ante ésto.