Si bien en los últimos meses, la especie sobre un traspaso del servicio de agua corriente a la empresa estatal AySA crecía a pasos agigantados, desde el municipio en todo momento evaluaban otra tesis.
«El acuífero Puelche tiene contaminación natural, pero no de vuelcos ni nada por el estilo, y con un buen sistema de cloración se puede resolver perfectamente. Observen Fcio. Varela, el agua la provee AySA, pero si bien hay vecinos que creen que toman agua del río como Quilmes o Avellaneda, nada mas lejos de la realidad, ya que Varela toma agua del mismo acuífero que nosotros en Berazategui, mas allá de AySA que tiene el servicio de distribución, que es otra cosa» comentan desde el Palacio de Cristal.
Los que preparan la movida por el agua que tendrá un inicio de obras -deslizaron por ahí- en octubre próximo, coinciden en que «sabemos exactamente donde está el problema de la calidad del agua, y el de la distribución, y estamos listos para resolver ambos, con el tiempo que demande todo ello. Sabemos donde está ‘línea de salinización que complica la napa y donde tenemos que buscar los nuevos pozos, y sabemos como empezar a resolver el tema de la distribución, que no es fácil ante un partido que creció terriblemente en los últimos años, a una velocidad que en muchos casos nos desplazó en la infraestructura que planeábamos nosotros, pero todo está encaminado a resolver».
«Mussi tiene en claro lo que hay que hacer y como hacerlo, porque él siempre sostuvo que los servicios en Berazategui seguirán siendo municipales y así va a ser» señalan.
Dicen desde el municipio que los recursos están y que la solución también.
El tiempo avanza y demanda soluciones, se irán concretando en la medida que las 24 horas diarias así lo permitan, y la decisión de Juan José Mussi de mantener el agua potable y corriente municipalizado, será respetada en todo