Parece que el manejo que los adláteres de Daniel Salvador y Maximilano Abad en la Junta Electoral de Berazategui, se quedarían con las ganas tras la jugada que le hicieron al ‘Turco’ Abrami y a la gente de Posse en la presentación de las listas.
Es que, aduciendo que el archivo con la lista que se presentaba no abría, no tuvieron mejor idea que rechazar la presentación, al mejor estilo trampero del peronismo barrial (¿estaría Omarzito detrás?) dando entidad a la gente de Naddaf y Rivero, seguramente pensando que era un ‘pelito ‘pa la vieja’ y listo. Pero Abrami tiene mas carreras que Leguizamo en ésto, y encima con históricos del Radicalismo como Chiappe, Allasia y tantos otros, tardaron menos que un pestañeo en apelar a la Casa Radical de Provincia desde donde, obviamente, no pudieron hacerse los distraídos e hicieron lugar al reclamo del possismo.
Demasiado infantil fue la jugada del salvadorismo, así que todo indica que si bien las urnas se van a ver recién en marzo del 21, el amontonamiento de Naddaf, Ballini, García, Rivero y otros fantasmas que pululan por el castillo de la calle 17, ven venir el retorno del Radicalismo que no quiere seguir siendo furgón de cola de ‘Cambiemos’ y buscará izar nuevamente la rojiblanca bandera de la Revolución del Parque…