El Tribunal Oral Federal 2 de San Martín comenzó a juzgar a cinco exmilitares del Batallón 601 de Campo de Mayo acusados de arrojar al Río de la Plata a a cuatro secuestrados en los denominados «vuelos de la muerte», durante la última dictadura militar, informó la Subsecretaría de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires.
Se trata de la causa por delitos de lesa humanidad cometidos en ese batallón del Gran Buenos Aires que tiene como víctimas a Roberto Ramón Arancibia, Adrián Enrique Accrescimbeni, Juan Carlos Rosace y Rosa Eugenia Novillo Corvalán.
Durante la audiencia inicial, que se desarrolló de manera virtual, se realizó la lectura de una síntesis de los requerimientos de elevación a juicio de la fiscalía y las querellas.
Los imputados, Santiago Omar Riveros, Eduardo Lance, Horacio Conditi, Delsis Malacalza y Luis del Valle Arce enfrentan cargos por privación ilegal de la libertad personal, torturas y homicidio agravado con ensañamiento y alevosía.
Según destacó un comunicado de la Subsecretaría provincial, todos los imputados «se encuentran cumpliendo prisión domiciliaria».
En la audiencia el Tribunal le concedió la palabra a Riveros, Lance, Conditi y Malacalza, quienes se negaron a declarar, mientras que Del Valle Arce dijo que si bien ocupó el cargo de teniente coronel al momento de los hechos, negó la posibilidad que los «vuelos de la muerte» que se juzgan en la causa hubieran sido ordenados y organizados por el Comando de Institutos Militares.
Antes de culminar la audiencia, y ante el pedido del abogado Pablo Llonto en representación de las querellas particulares, el Tribunal accedió a que esa parte tuviera la posibilidad de declarar en primer término para poder presenciar las audiencias del debate.
Los abogados de ambas partes de la causa, recordaron, ante las consultas de los medios que cubren la instancia judicial, que por tratarse de ‘delitos de lesa humanidad’ los mismos no prescriben aún con el paso de años de manera que seguirá el juicio.