Como era de esperarse, por las dudas comenzaron a aparecer cerca del mussinipio los jurásicos personajes del gremialismo local, por si Mussi ‘los necesita’ o por si hiciera falta estar cerca…
Los eternos aspirantes «a lo que sea» como Horacio Valdéz, que no logra des-trabar que le aprueben millonaria inversión de un gigantesco salón frente a la estación de Ranelagh pero sin estacionamiento, y trata que el Doc le haga un guiño y así inaugurar el salón fuera de toda reglamentación en vigencia.
Ricardo Romero, de ATSA Quilmes, que le sintió una vez el gusto ocupando una banca que Mussi le regaló, y se anota ahora por si el año que viene necesitara un sindicalista para el Concejo…
Andrés Nikitiuk, de Relaciones Sindicales del municipio, que cuando asumió ni su propio gremio fue al acto…
Todos se prueban la pilcha para 2021 y tal vez para 2023…