La creación de un órgano controlador de la libertad de prensa en Argentina de parte del Gobierno Nacional, denominado ‘Nodio’, ha encendido todas las luces rojas de la Democracia, a sabiendas que el ‘emprendimiento’ de Máximo y Cristina Kirchner, obedecido por Alberto Fernández, tiene su origen en países con dictadores como Venezuela.
La ‘explicación’ de la referente de Nodio, Miriam Liliana Lewin, tratan de ‘suavizar’ la jugada del Gobierno de aplicar censuras sobre lo que los medios de prensa hablarán, escribirán o exhibirán, ponen a un costado los alcances legales en vigencia para enjuiciar a quienes dañen, injurien o calumnien a los afectados.
La meta inocultable, es el control de la libertad de prensa en Argentina.
Y para ello, no puede designarse a cualquiera.
El Gobierno Nacional manejado por la ex presidente Cristina Fernández y su hijo, el diputado Máximo Kirchner, sentaron sobre ‘Nodio’ a una ex combatiente guerrillera, alguien que en su interior piensa mas en ‘imponer’ que en ‘proponer’, al punto de haber tomado las armas para imponer y defender las ideas en que ella creyó.
Miriam Liliana Lewin de García es la Directora de ‘Nodio’.
Sus nombres de guerra en su participación guerrillera en ‘Montoneros’ eran «Lili», «Peny», «Gringa», «Polaca», «Colorada» y «Michi». En 1974 integra grupo anarquista denominado R.P.S.; en 1975 se vincula a Montoneros en calidad de activista, integrando la J.U.P. y actuando en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA
En diciembre del ‘76 es promovida a soldado; imparte instrucción con militar en uso de armas cortas y explosivos, a cuadros medios y bajos de la Columna Oeste de Montoneros. En 1977 es destinada a La Matanza, junto con su concubino Juan Estévez, «Beto» o «Luis», soldado montonero.
Según datos oficiales, Lewin, junto a Eduardo Giorello (quien habría muerto al ser entregado por «La Gringa» en zona sur); Juan Estévez (Beto) y Patricia Palazuelos «Gabi», atentaron con explosivos contra un edificio de la Fuerza Aérea Argentina.
Con el mismo grupo, entre otras acciones, colocan artefacto explosivo en la quinta de un directivo de Jabón Federal.
REGISTRADA EN LA CONADEP
Detenida en mayo de 1977 por la Fuerza Aérea Argentina, fue llevada a la ESMA en mayo de 1978. Su legajo en la CONADEP es el N°02365.
Al ser detenida no pudo suicidarse ya que los militares que la detenían le sacaron la pastilla de cianuro de la boca.
Ya oficialmente detenida en la ESMA, Lewin fue secretaria del almirante Emilio Massera, y fue ahí donde conoció a Alfredo Astiz quien la invito a salir. Esto fue antes del viaje de Astiz a Sudáfrica.
Ella tenía 19 años. Astiz le dejo su dirección en una servilleta, de su destino en Sudáfrica y de Mar del Plata, hecho que ella reconoce en el juicio y acompaña la servilleta como prueba. Al llegar a la ESMA, Lewin inicialmente cumplió trabajos administrativos, pero más tarde su labor consistió en organizar y difundir sus encuentros con periodistas extranjeros que viajaban a Argentina para ver de cerca la dictadura, cosa que ella misma reconoce aunque lava muy bien su participación.
Por disposición del Juzgado Federal 5 de la Capital Federal, tenía prohibida la salida del país por hallarse incriminada en el atentado que sufriera el Contraalmirante. Guzzeti.
Una vez liberada, trabajó para Massera en las oficinas que éste tenía en un décimo piso de la calle Cerrito, a metros de Av. Santa Fe (Capital Federal).
Los seguidores de esta parte de la historia no dudan que Lewin ha sido una colaboracionista de la dictadura, brindó datos de la organización ‘Montoneros’ y delato a ‘compañeros’, tal como figura en el libro de Carlos Manuel Acuña, «Los traidores», páginas 299 a 308, siendo citada también en las páginas 74 y 134 del libro Nunca Más.
Lewin, nacida el 27 de noviembre de 1957, está separada de Carlos García, quien ostentaba -también- nombre de guerra que era «Roque», a quien conociera cuando ambos colaboraban con las fuerzas legales y con quien tuvo un hijo, siendo éste una activo militante de la agrupación H.I.J.O.S.
También hay decenas de citas que la ligan al tristemente célebre asesino militar el ‘Tigre’ Acosta, entre otras actividades junto a los militares que incluyen haber trabajado, en 1979, en el ministerio de Bienestar Social de la Nación durante el Gobierno militar, tras haber estado presa por guerrillera, que la señala directamente con ‘favores’ de la dictadura.
Hoy se le dio labor de conducir Nodio. una supuesta Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual.
«El objetivo de NODIO es fomentar la liber-tad de expresión y la diversidad de voces. Que todas las personas puedan expresarse en el debate público sin ser expulsadas y tengan acceso a información veraz» dice la ‘pre-sentación’ del peligroso Nodio gubernamental.
Censura prohibída por la Constitución, creada y decretada por el Estado Nacional.