Vecinos de dicha zona, se manifestaron ‘muy preocupados‘ por el funcionamiento de una especie de ‘maxikiosco‘ que funciona en la esquina de 24 y 109 las 24 hs. pero que se ha convertido en un dolor de cabeza para la comunidad de la zona.

Ocurre que –especialmente de noche– llegan autos de todos los tipos y colores, estacionan por toda la cuadra y mientras ponen la música «a todo lo que da...» consumen cervezas, panchos e hicieron de ese lugar, un complicado ‘punto de encuentro‘ que no deja dormir a nadie.

Hay vecinos que aseguran que allí también se venderían «otras cosas…» con total libertad.

Dicen que ya llamaron varias veces a la comuna sin tener resultados positivos, y piden «que el intendente Mussi nos escuche y haga algo, porque así no podemos vivir!» reclama una señora de las adyacencias.