Cuando la Justicia de Lomas de Zamora investiga las andanzas de Gabriel Alejandro Kunz, de su hermano el policía Leandro Kunz, y de una joven, Daiana Elizabeth Andreoni a quien los estafados señalaban como ‘novia’ del concejal, repentinamente aparece en escena otro ‘eslabón perdido’, contratada desde febrero por el Concejo Deliberante.
Se trata de Micaela García Luna, quien se presenta a sí misma como licenciada en Ciencias Políticas y en Relaciones Internacionales.
La tal cobra un sueldo del Concejo Deliberante desde febrero. Algunos creen que trabaja en la municipalidad, pero los mas escepticos apuntan a que cuando Kunz dejaba un incontrolable tendal, por un lado le dieron una mano con un préstamo de $ 400.000 del banco Credicoop, que nunca pagó y que tiene una demanda judicial, y por el otro lado, alguien quiso seguir alimentando sus vicios y le nombraron a la supuesta novia, quien no solo no trabajaría en ningún lado sino que siquiera vería un mango del supuesto sueldo.
Todo lo embolsaría el corrupto, corrup-tísimo concejal del Pueblo…