Si -en una de esas- el Concejo Deliberante actúa como corresponde -y como el Pueblo espera que un día actúen…- y le revocan la absurda licencia con goce de sueldo de la cual goza en Italia -gracias al oficialismo- el lamentable concejal Marcos Cuellas, le corresponde asumir a Vanina Passalacqua, ya que en los concejos deliberantes no se aplica el reemplazo por género, sino por sucesión de lugar de lista, o sea un hombre no debe ser reemplazado por otro hombre, sino por quien sigue en el orden de la lista.
Entonces, detrás de Cuellas en la lista, sigue Pas-salacqua, quien si bien está viviendo en España, parece que podría aceptar el desafío de volver a su país y a su Berazategui, pa-ra sentarse nuevamente en una banca.
Las apuestas están triple contra sencillo a que no lo hará, pero conociendo a Vanina, nadie se anima a poner la rúbrica sobre la apuesta…