La causa por las estafas de Gabriel Kunz sigue tomando cada día, nuevos rumbos, a veces verdaderamente increíbles.

Ayer, el concejal del PRO hizo subir al menos a 3 de sus víctimas a su bloque, donde –fiel a su histrionismo satírico– se victimizó y dijo que el tema «estaba en vías de soluciones…». Ante ello, uno de los damnificados quiso que, fundamentalmente, les devuelvan los vehículos -8 en total- a las víctimas de su mugre.

Y ahí, inesperada e increíblemente, Kunz -según quienes se entrevistaron con él- les dijo que «el tema de los vehículos se puede solucionar pero con plata para recuperar los rodados» ante lo cual hubo una reacción lógica de las víctimas, que casi hace terminar mal el encuentro.

El concejal, que se había hecho pasar por policía encubierto, prometió «tratar de solucionar el tema en forma urgente» ante lo cual, como ‘señal de buena fe‘ sus víctimas decidieron no concurrir a la sesión de hoy martes. Sin embargo, uno de los damnificados fue clarito: «Todo verso… el tipo quiere ganar tiempo, no tiene nada y encima nos pide plata… es un hijo de...».