El Gobierno publicó en el Boletín Oficial la Decisión Administrativa mediante la cual a partir de las cero horas de este viernes rigen las nuevas restricciones para quienes deban ingresar a la ArgentinaCierre de fronteras terrestres con países limítrofes y aéreas con otros cuatro estados europeos y Australia, ante el aumento de casos de COVID-19 en la región y la aparición de una nueva cepa en Gran Bretaña.

La primera alarma se encendió luego de que las autoridades del Reino Unido reportaran casos de un nuevo linaje del coronavirus en Gran Bretaña e Irlanda del Norte, por lo que el Gobierno argentino procedió el 21 de diciembre a suspender el ingreso de personas extranjeras provenientes de los países mencionados “de manera preventiva, hasta que se profundice el conocimiento” sobre la nueva variante del virus que tiene en vilo al mundo entero. En los últimos días, Australia, Dinamarca, Italia y Holanda notificaron personas contagiadas con la nueva cepa.

Desde hace algunas semanas, el continente americano -que actualmente representa el 43% de los casos acumulados a nivel global- comenzó a registrar un notable aumento de contagios, siendo Uruguay (42% más de contagios respecto de la semana pasada), Bolivia y Brasil donde se observa principalmente esta tendencia, entre los países limítrofes de la Argentina; en menor medida también están sufriendo un nuevo avance de la enfermedad Chile y Paraguay.

En este contexto, luego de la reunión de ayer entre el presidente Alberto Fernández y el Comité de Vacunación, encargado de diseñar la logística para distribuir y aplicar las vacunas a partir de la semana que viene-, el Gobierno Nacional oficializó este jueves las nuevas restricciones para ingresar a la Argentina.

Mediante la Decisión Administrativa 2252/2020 se estableció que “desde las cero horas del día 25 de diciembre y hasta las cero horas del día 9 de enero de 2021″, el Ministerio de Transporte, a través de la Administración Nacional de Aviación Civil, suspende los vuelos directos desde y hacia Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Australia, Dinamarca, Italia y Holanda, “respecto al ingreso de personas”.

A la vez se restringen ingresos y egresos a través de los pasos fronterizos habilitados, “salvo para residentes y ciudadanos argentinos”. Solo los de San Sebastián e Integración Austral, ambos situados en Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, queden exceptuados de la restricción, para garantizar el tránsito con Chile y la conexión con el resto del territorio argentino.