Una de las preguntas con que cerraremos el 2020, es cómo piensa hacer el Concejo Deliberante, para salir del barro, de la suciedad en que han caído los concejales, con el ‘Caso Kunz’ que como frutilla del postre, se descubrió que una supuesta novia suya, fue nombrada en el Concejo Deliberante pero sin trabajar allí.
Micaela García Luna tiene el legado N° 16331, se supone es licenciada en Ciencias Políticas pero si bien tiene el alta desde febrero de 2020, todo indica que no solo nunca trabajó en el HCD, sino que figuraría como empleada en la municipalidad.
La verdad es que todo indicaría que no trabaja en ninguno de los dos lados, y que la ‘tarjeta de cobro’ de dicho sueldo, la tendría Kunz