Lo ‘respetan’ porque saben que cualquier cosa saca su celular y llama al ‘Doc’ quien -encima- lo escucha
Pero pese a ello, lo detestan propios y ajenos, y eso no es ningún secreto.
Manipula en beneficio propio, el ‘poder que le fue dado de lo alto…’ al punto que hasta Roesler le teme.
Es archimillonario, tiene propiedades por los cuatro puntos cardinales de Hudson, vive en el mismo barrio que Mussi -igual que su madre- y se lamentan el manejo que le dieron, ya que todo el mundo no solo sabe quien es, sino que le apuntan a quien le permitió ser quien es…
Todo un Capanga…