Gabriel Kunz también estafó al banco Credicoop de Berazategui, el cual ‘gracias a la intervención’ de un encumbrado político, le dio a Kunz un préstamo para salir de sus dramas, por $ 400.000 que -de mas está decir- nunca lo pagó.
La entidad bancaria avanzó sobre los bienes de Kunz, pero tiene embargado hasta la palmera del jardín…
También estafó en su buena fe a una concejal de Berazategui quien se conmovió porque puso ante ella una situación personal sobre sus hijas, lo que enterneció a la edil. Dos millones de pesos le comió Kunz con un ‘pelito ´pa la vieja…’.
Asimismo, una empresa de camiones montada en la localidad de ‘Piedritas’ en Gral. Villegas -por lo cual investigan si está relacionado el presidente del Concejo Gustavo Roeslerdejó un tendal en cheques que superarían -también- los 2 millones pero ‘a valor’ del año 2018.