Otro giro imprevisto tomó la causa judicial en la que se investigan presuntas estafas del concejal (PRO) Gabriel Alejandro Kunz, quien -según los denunciantes- engañó a varias personas con una falsa empresa de ‘Logística’ con la cual logró hacerse de al menos 8 vehículos -según consta en la causa- los cuales literalmente los ‘hizo desaparecer’.
En los últimos días, desde el núcleo de los vecinos estafados, trascendió que Kunz, el miércoles 22 ppdo. habría recibido a tres del grupo en su oficina, a quienes le habría ofrecido un trato, que consistiría -según la fuente- en que los damnificados deberán cerrar la causa levantando su denuncia, y poner dinero, para recuperar sus vehículos.

Algunos de ellos reaccionaron fuerte contra el intrépido concejal, pero otra parte del grupo, en su desesperación por recuperar sus rodados (hay quien perdió dos vehículos juntos) accederían a negociar con el mamarracho del PRO que tanto ensucia al Concejo Deliberante.
Incluso una de las afectadas pidió a este Semanario ‘levantar’ una nota sobre esta nueva instancia delictiva propuesta por Kunz porque «la nota nos perjudica… estamos tratando de llegar a un arreglo…» (sic) nos dijeron.
Obviamente que para este Semanario, el delito ya está cometido y aunque los damnificados pudieran arreglar con el concejal por la extorisión propuesta, vamos a seguir la causa hasta que el juez interviniente haga lo correcto, o sea meter preso a ese señor por sus estafas, y a los damnificados que ‘tuerzan’ el rumbo de la Justicia pretendiendo un «aquí no pasó nada», que también reciban todo el peso de la ley.