Tras haberse logrado la aprobación de la llamada «Ley Herodes» en Argentina, que permite asesinar bebés en los vientres de las mujeres gestantes, se conoció que durante 15 años, IPPF nutrió un ecosistema de organizaciones y activistas feministas que contribuyeron a hacer posible la legalización del aborto en nuestro país.

De acuerdo a la información dada a conocer, IPPFWHR ( International Planned Parenthood Federation), Federación Internacional de Planificación Familiar apoya directamente a siete socios en Argentina, quienes a su vez subvencionan fondos a otras 20 organizaciones de base de todo el país.

Esa financiación fue canalizada hacia actividades compartidas, como la promoción con los responsables de la formulación de políticas y la garantía de que las comunicaciones sólidas a favor de los derechos al aborto permanezcan prominentes en el discurso público“, es decir orientada a comprar y posicionar a políticos y periodistas.