Hace pocos días atrás, algunos de los estafados por Gabriel Kunz enviaron una nota a algunos medios locales -entre ellos, este Semanario– avisando que «merced a la intervención del intendente Macri, se recuperó uno de los rodados que Gabriel Kunz hizo desaparecer» hace unos meses atrás.

Según los damnificados, el hallazgo lo hizo la policía bonaerense, sin dar precisiones de ningún tipo, contrariamente a la actuación anterior de los mismos, que compartían con la prensa cada oficio judicial que tuvieran a su alcance.

La semana anterior al fin de año, algunos damnificados nos pidieron retirar de la web una nota publicada por nosotros, en la que dábamos cuenta que algunos de los estafados por Kunz estaban negociando con el estafador, quien le habría pedido dinero a cambio de recuperar los rodados, lo que fue publicado por ‘Verdad…’.

Ante ese planteo extorsivo, los damnificados no rechazaron el asunto, sino que -evidentemente pedido por el estafador– necesitaban que bajemos la nota, lo que fue solicitado también a otro medio local que compartió lo publicado por este portal.

Curiosamente, de repente aparece uno de los rodadoscomo por arte de magia‘ pese a que -dicho por los damnificados– la Qubo había recorrido 7.000 kilómetros desde que se la llevó Gabriel Kunz.

¿Será que la Fiscalía de Lomas de Zamora cerrará tremenda denuncia y cederá, también, a la presunta extorsión denunciada por los afectados por sus estafas?