Como se sabe, desde el año pasado un grupo de ciudadanos -de la zona Norte– fueron víctimas -según sus propias denuncias– de haber sido «estafados por el accionar del concejal de Berazategui Gabriel Alejandro Kunz y otras personas» a través de la creación de una empresa presuntamente fantasma denominada «Logística Ponce de León» que funcionaba en una propiedad de la madre del edil, y con lo cual se habrían apropiado de al menos 8 vehículos cuyos dueños no solo no los volvieron a ver, sino que uno de esos rodados fue vendido en forma ilícita.

Los estafados por Kunz comenzaron una serie de manifestaciones que tuvieron como blanco el Concejo Deliberante de Berazategui, especialmente durante el desarrollo de las sesiones, para ‘escrachar‘ a Kunz delante de sus pares, aunque prácticamente ninguno de ellos -salvo la edil Torrisise inmutó de tener un par con esos antecedentes

Hace algunas pocas semanas atrás, los ‘estafadosreaccionaron contra nuestro Semanario, porque habíamos publicado que Kunz se había reunido con tres de los afectados, y les habría ofrecido devolver -o rescatar– los rodados, a cambio de dinero que debían aportar los estafados.

Lejos de desmentir nuestra publicación, nos pidieron que bajáramos la nota porque «estaban negociando y eso los perjudicaba» ante lo cual, obviamente, la dirección de este Medio decidió no retirar la nota de referencia.

A las horas de ello, apareció «como por arte de magia» uno de los rodados, la Fiat Qubo que había sido vendida en forma ilegal. Nos mandaron el comentario como que «La Policía la encontró…» pero no aportaron información oficial, como habían hecho siempre. Solo sus palabras.

Y a partir de allí, un manto de silencio cayó sobre el tema. Los medios de prensa que fuimos usados por los damnificados de las maniobras de Kunz, ahora no éramos útiles. Todo indicaría que aparte de las estafas anteriores, Gabriel Kunz habría extorsionado a los afectados para que pongan dinero, si querían recuperar los rodadosdesaparecidos‘, a lo que -todo indicaría- las víctimas aceptaron.

Se desconoce si la fiscal del caso, Solange Cáceres de Lomas de Zamora, está al tanto de la maniobra, ya que si fuese positivo, podría haber una situación de peculado, ya que se denunció un delito y la investigación judicial debe seguir hasta esclarecerlo.

La ‘devolución‘ de lo sustraído no anula el delito cometido. Si Kunz estafó a esa gente y se quedó con 8 vehículos, el hecho de negociar con las víctimas no anula el delito cometido, sino que agregaría el de extorsión, lo que involucra ahora a la fiscal Cáceres

fiscal Solange Cáceres