La mortandad de peces estaría causada principalmente por la baja en el caudal de agua, debido a la sequía actual en la región, provocando hipoxia, debido a la falta de oxígeno”, afirmaron las autoridades municipales juninenses en un informe que se dio a conocer en esa ciudad, informó el portal local ‘La Verdad‘.

La cantidad de peces muertos en cercanía a la Laguna El Carpincho generó preocupación en los funcionarios, por lo que el Gobierno de Junín realizó un exhaustivo informe a raíz de este hecho que también causó indignación en la población.
Del informe participaron Eduardo Albarello (Secretario de Desarrollo Económico), Díaz Raúl Fernández (Inspector de pesca), Rodrigo Gastón Gonzáles (Inspector de pesca), Adrián Néstor Perdomo (Asuntos Agropecuarios) y por la provincia participó Viviana Lobato (Dirección Provincial de Pesca).

Según las autoridades, “se observa gran cantidad de peces muertos del lado del canal (fuera de la laguna), observándose las siguientes especies afectadas: Vieja de laguna; Vieja de río; Carpa; Mochuelo; Bagre blanco. El informe precisa asimismo que “no se observan pejerreyes”.

El escrito indicó además que por efecto del viento (norte – oeste), los peces se acumulan sobre la orilla sur del canal. No se observan peces muertos en la laguna El Carpincho”.

Seguidamente señaló que “no se observan peces muertos sobre el espejo de agua de la laguna El Carpincho. La mortandad de peces estaría causada principalmente por la baja en el caudal de agua, debido a la sequía actual en la región, provocando hipoxia, debido a la falta de oxígeno. El nivel de agua en laguna El Carpincho apenas permite una leve caída de agua hacia el canal, quedando el mismo sin corriente de agua. Las compuertas del vertedero se encuentran cerradas por Hidráulica del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, cumpliendo con el protocolo”.

El secretario de Obras Públicas del Gobierno de Junín, Marcelo Balestrase, también se refirió al tema en una entrevista con Grupo La Verdad: “Esta situación tiene que ver con la sequía, ni más ni menos que eso. Como cuando hay mucha agua escucho toda clase de definiciones científicas, también ahora escucho todo tipo de apreciaciones científicas que no son tales en su gran mayoría, lamentablemente. Acá hay una sola realidad, que es la naturaleza. A veces nos castiga con inundaciones y a veces nos castiga con sequías, algunas más prolongadas que otras. Esto es así, no hubo lluvias en todo el verano”, explicó el funcionario municipal.

Según estimaciones, la profundidad de la Laguna Mar Chiquita bajó un metro y medio, la de Gómez unos 50 centímetros y El Carpincho 40 centímetros.