Un horrible crimen tuvo lugar hace dos semanas atrás en el barrio María Angélica de Berazategui, donde una pareja de jóvenes pretendió hacer pasar la muerte de su bebé como «producto de una caída de la cama«, comprobándose que la criatura recibió una verdadera paliza hasta fallecer.

Según pudo establecerse -pese al hermetismo judicial- todo comenzó el 19 de enero ppdo, cuando la joven ‘mamá‘ llevó a su pequeño hijo Natanael, de apenas un año y medio, al hospital El Cruce de Florencio Varela, aduciendo que el bebé «se había caído de la cama en su vivienda«. La criatura ingresó con un paro cardíaco. Luego de que los profesionales intentaran maniobras de reanimación durante una hora, Natanael murió.

Pero los profesionales intervinientes descubrieron que, en realidad, el bebé había recibido una tremenda paliza con golpes y patadas, ante lo cual se realizó la denuncia policial correspondiente con intervención del fiscal Christian Granados, de la UFI 2 de Berazategui, ante la sospecha de que se estuviera en presencia de un crimen

Los padres de la criatura fueron identificados como Agustina Milagro Álvarez y Gustavo Ezequiel Cáceres -ambos de 22 años- quienes fueron detenidos tras un allanamiento en la calle 111 casi esquina 2 del barrio María Angélica.

ordenado por el juez de Garantías N°7 de Berazategui, Alejandro Mora, y realizado en la vivienda en la que convivían, ubicada en la calle 111 al 213 casi esquina 2, en el barrio María Angélica.

Durante el desarrollo de la autopsia al bebé asesinado, se determinó que habían atacado a golpes golpes a la criatura por lo que le deshicieron el hígado, le hundieron el tórax y le rompieron las costillas todo lo cual derivó en la muerte del niño.

La progenitora de la criatura fue imputada por el delito de “homicidio calificado por el vínculo y alevosía”, en perjuicio del malogrado Natanael, mientras que el padre, Cáceres, por “homicidio calificado por alevosía”.