El fragor de las batallas libradas por los damnificados por las estafas que había cometido -según los denunciantes- el desastroso «representante del Pueblo» de Berazategui Gabriel Alejandro Kunz, repentinamente desaparece de escena, después que denunciamos una presunta «oferta» que el edil del PRO habría hecho a los estafados: «Esto se puede arreglar poniendo plata…» les dijo.

Algunos de los damnificados, reclamaron a este y otros medios de prensa locales, que no siguiéramos con el tema porque ello «complicaba las negociaciones» con el hasta ahí estafador serial, que se había quedado en forma ilícita -según causa en el Juzgado de Lomas de Zamora– con al menos 8 rodados, algunos de los cuales -inclusive- había sido revendido por Kunz.

Cuando nosotros dejamos bien en claro que no hacemos prensa para los damnificados, hacemos periodismo para la Comunidad y seguimos adelante con el espinoso tema, quedamos fuera del circuito que se había armado hasta diciembre.

Todo parece indicar que habrían habido negociaciones entre Gabriel Kunz y algunos de los afectados por sus denunciados delitos, rayano en la extorsión si efectivamente el concejal les pidió dinero para devolver los rodados ilícitamente apropiados.

Obviamente, tras el período vacacional que nos tomamos, indagaremos en Lomas de Zamora en que estado se encuentra la causa contra Kunz, que sigue ocupando una banca merced a la complicidad de los concejales kirchneristas que avalaron su presencia en el Concejo sin importar el escándalo que los delitos imputados provocaron a la comunidad de Berazategui