El conocido conflicto sobre a quien le correspondía asumir el escaño dejado vacante por la licencia de Cuellas, y que llevó al concejal suplente (JXC) Juan Cáceres a presentar un reclamo judicial, tuvo un capítulo especial en la jornada de hoy, en el recinto del Concejo local.

El señalado reclamante intentó objetar el juramento de Passalacqua, llevando inclusive una escribana, quien labró un acta -por pedido de Cáceres– aunque no pudo evitar que la docente de Ranelagh ocupe la banca que le corresponde.

Cáceres planteó que la sucesión en las bancas debe hacerse por orden de género, es decir, al alejarse un hombre -Cuellas– debe ser suplantado por otro hombre, en este caso, él…

Sin embargo, tanto la ley vigente como la jurisprudencia aplicada en casos similares en territorio de la provincia de Buenos Aires, diferencia a los concejos deliberantes, de las legislaturas, donde -efectivamente- suele aplicarse la sucesión por género.

En los ayuntamientos municipales, la Ley Orgánica de las Municipalidades establece que la ocupación de bancas vacías, por las cuestiones que fuere, deben ser ocupadas por lugar en la lista votada, respaldado ello por distintas jurisprudencias que ya se utilizan en la provincia de Buenos Aires.

En el caso de Berazategui, la Asesoría Letrada del Concejo de Berazategui aprobó que asuma Passalacqua, pese a lo cual Cáceres pretende invalidar la jura y seguirá reclamando, según dijo.