Tal como se esperaba -e informáramos- en sesión extraordinaria de la fecha, prestó juramento como concejal de ‘Juntos X el Cambio’ Vanina Passalacqua, tras la licencia sin goce de sueldo pedida por Marcos Cuellas, quien no obstante vivió cobrando desde Italia su dieta de edil, con el consentimiento y el acompañamiento del kirchnerismo, pese a tratarse de un hombre de Macri…

Passalacqua fue concejal entre 2015 y 2019 por ‘Cambiemos‘, considerada una de las mejores legisladoras comunales que tuvo Berazategui en los últimos años.

En 2019 fue incluída nuevamente en la tira de concejales macristas en tercer lugar -detrás de Cuellas y Vivas– pero al quedar afuera del Concejo luego del escrutinio del año anterior, emigró a España con su familia.

Como se sabe, Marcos Cuellas logró –nadie sabe bien como fue…- que pese a ser concejal de Macri, el kirchnerismo del Ayuntamiento local le concedan una licencia con goce de sueldodinero pagado con el erario público– del cual disfrutó 8 meses viviendo y trabajando en Génova Italia.

Tras el escándalo que significó la forma de rapiñar -por parte de Cuellas– las tasas de los contribuyentes mientras él cobra en euros en Europa, no le quedó mas alternativa que pedir una licencia sin goce de sueldo, ante lo cual -por orden de lista- le correspondió a Passalacqua ocupar el escaño.

Inesperadamente, tras la toma del juramento de rigor a la concejala, ninguno de los integrantes del Concejo Deliberanteni siquiera sus pares de ‘Juntos X el Cambio‘- aplaudieron a la flamante Representante del Pueblo, legítimamente votada