La Estación de Cría de Animales Silvestres (ECAS), a cargo del Ministerio Desarrollo Agrario de la provincia de Buenos Aires, fue inaugurada el 25 de julio de 1971 y declarada por la UNESCO coma Reserva de la Biósfera junto al Parque Pereyra lraola en el año 2008.
Inicialmente, la ECAS cumplía una importante función en materia de preservación y protección de la diversidad biológica.

De los múltiples procedimientos que realizaba Fauna o la Policía, los animales secuestrados por tráfico ilegal de especies, eran derivadas al ECAS. El ‘plan‘ era la revisación veterinaria, la readaptación tras haber estado entre rejas, y luego, soltarlos en su hábitat de origen. No hay muchas constancias de que ello haya sido así en algún momento, pero se supone que si…

Sin embargo, con el tiempo, el establecimiento comenzó a cambiar la función de origen y fue convirtiéndose en una especie de ‘zoológico encubierto‘ donde se cobra una entrada a quienes deseen ver o fotografiar animales que debían estar en libertad -función basal de la ECAS– pero que seguían entre rejas para sacarle plata a los ‘visitantes‘.

A lo largo de los últimos años, la Estación de marras comenzó a evidenciar un preocupante estado de abandono, con animales mostrando hambre, descuido, algunos muriendo de tristeza tras prolongados encierros, y lo que es peor, empezaron a aparecer animales muertos por cazadores furtivos nocturnos, o perros. También comenzaron a desaparecer de sus jaulas animales que en general, habrían sido vendidos.

En los últimos dos años, han desaparecido muchos guazunchos, antílopes, ciervos de las Lagunas y ciervos axis. Dicen los informes que fueron «muertos por jaurías de perros que se introducen en el enorme predio«, aunque otras versiones dan cuenta de cacerías y ventas a propietarios de campos privados.

Inclusive, el reciente rescate de un zorro pampeano que deambulaba por las calles de La Plata, se trataría de un zorrito vendido desde la ECAS a alguien a quien luego se le escapó, según versiones circulantes.

En marzo de 2020 y tras varias denuncias por los irregulares manejos administrativos y el lamentable estado de los animales, la ECAS fue allanada por la Policía Federal.

Ahora, parece que comenzaron a retirar los animales del predio, para su rehabilitación, buena alimentación y la suelta en sus lugares de origen o que sirvan para readaptarse a los que no son autóctonos.

Otro zoológico ilegal dentro de un establecimiento del Estado, que generó mucho, mucho dinero para unos pocos en los últimos 20 años, en etapa de cierre. Basta de pagar para ver animales hambrientos, en estado de abandono, para que los chicos se saquen fotos.

Basta de negociar con el lamentable estado de los animales!