En la provincia de Buenos Aires, fue creada una Comisión Bicameral de Enjuiciamiento de Magistrados, que presidirá el diputado Mario Pablo Giacobbe y que permitirá a los legisladores, avanzar con enjuiciamientos contra miembros del Poder Judicial.

La Legislatura bonaerense constituyó la Comisión Bicameral de Enjuiciamiento de Magistrados, que presidirá el diputado del bloque 17 de Noviembre, Mario Giacobbe.

Se trata de un organismo clave, que tendrá la potestad de realizar enjuiciamientos contra miembros del Poder Judicial, ya sean jueces, fiscales o funcionarios del Judicial. Tendrá mayoría el Frente de Todos, que contará con seis legisladores. Juntos por el Cambio tendrá cinco, y el abogado Giacobbe será el único vecinalista no alineado.

De esta manera, el oficialismo se marcó otro paso a favor en un ambiente, hasta ahora, hostil. La posibilidad de avanzar desde la Legislatura con jurys a jueces se suma a la designación de Alejo Ramos Padilla como el juez electoral de la Provincia. Hasta el momento, Kicillof contaba con un ambiente adverso en el Poder Judicial.

Es que está enfrentado abiertamente con el Procurador General, Julio Conte Grand, y tiene 41 pliegos judiciales para designar funcionarios del Poder Judicial, que por ahora dejó en análisis pero que habían sido aprobados por la Legislatura bonaerense por impulso de la gobernadora María Eugenia Vidal en retirada.

La Comisión Bicameral de Enjuiciamiento de Magistrados cumplirá además un viejo anhelo del juez de la Suprema Corte Bonaerense, Eduardo de Lázzari, quien también mantiene un conflicto abierto y sin trincheras con el procurador Conte Grand por incumplimientos ante decisiones de la Corte, y pidió en numerosas ocasiones avanzar con jurys y sanciones a miembros del Poder Judicial.

De Lázzari había mostrado su preocupación por la «judicialización de la política» en 2019, cuando lanzó una bomba en la que afirmó que la Justicia Federal tenía «causas armadas artificialmente«. El Juez aseguró que «llevan a un panorama sinceramente deplorable, en donde influyentes de todo tipo, espías, traficantes de escuchas telefónicas, con ciertas complicidades de algunos magistrados y miembros del Ministerio Público terminan por generar un panorama que es absolutamente preocupante«.

Con la conformación de esta Bicameral, una deuda pendiente de 2020 que la pandemia obligó a aplazar, el Poder Legislativo tendrá una herramienta clave para evitar o responder ante este tipo de casos. La misma se basó en el art. 53 de la Constitución Nacional y en el art. 73 inc. 2 de la Constitución de la provincia de Buenos Aires.

Serán doce miembros del cuerpo legislativo: Seis diputados y seis senadores. Ellos son Mario Giacobbe (17 de Noviembre), Juan Pablo de Jesús (FDT), Carlos Julio Moreno (FDT), Luciana Pádulo (FDT), Germán Di Césare (FDT), Maricel Etchecoin Moro (JxC) y el quilmeño Guillermo Manuel Sánchez Sterli (JxC). Y por los senadores Lorena Petrovich (JxC), Leandro Blanco (JxC), Walter Lanaro (JxC), Agustina Propato (FDT) y Adrián Santarelli (FDT).