Desde distintos sectores de la comunidad, el comercio y la industria del distrito, crecen los interrogantes sobre porqué el Concejo Deliberante nunca propuso colocar el nombre de quien fuera intendente del distrito, Carlos Infanzón, a ninguna calle o plaza de Bera-zategui.
Carlos Infanzón era médico neurocirujano, fue secretario de Salud, de Gobierno, primer concejal, intendente interino, intendente electo e intendente reelecto del distrito, siempre dentro del equipo político de Juan José Mussi, pero hasta hoy, el oficialismo del cual supo ser parte, nunca propuso colocar su nombre a ninguna calle, plaza o espacio público del partido.
En abril de 1994, cuando el gobernador bonaerense convoca para ministro de Salud al doctor Juan José Mussi, por ese entonces jefe Comunal local, Infanzón, que era primer concejal en la lista del médico de Plátanos, asume la conduccíón municipal como intendente interino.
En 1995, Carlos Alberto Infanzón es oficialmente el candidato de Mussi a la intendencia, ganando cómodamente las elecciones de ese año. En 1999, mientras Mussi seguía en provincia y se convertía en el ministro sanitario que mas años ocupó un ministerio.
Carlos Infanzón va por su reelección nuevamente acompañado de la poderosa maquinaria política conocida como ‘la mussidora’, triunfando cómodamente en las urnas.
Nunca se supo que pasó, pero en 2001 la relación entre Mussi e Infanzón es muy dura, al punto que el ministro casi no visitaba el distrito.
En 2002, Mussi presiona a Infanzón para que renuncie, aceptando el intendente la situación, asumiendo en su lugar otro médico y parte del equipo mussista, el doctor Remo Salve quien conduce la comuna local hasta el año 2003, oportunidad en que Juan José Mussi vuelve a ser elegido intendente municipal.
En 1994, en oportunidad de la inauguración del hospital ‘Evita Pueblo’, Infanzón corta las cintas de inauguración junto al presidente Menem y al gobernador Duhalde. Mussi lo hace en calidad de ministro de Salud. También Infanzón inaugura las pavi-mentaciones de Dardo Rocha y Valentín Vergara, entre muchas otras obras realizadas en el distrito.
Carlos Infanzón falleció el 28 de julio de 2013.
El Concejo Deliberante impuso nombres de guerrilleros desaparecidos en Villa España y en Córdoba; concejales, maestros, enfermeros y hasta de Maradona, a calles del partido; también, movidos por la ‘malvini-zación callejera’ de un concejal devenido en malvinero, le dieron el nombre de las islas a barrios, plazas y todo lo que ande por ahí sin identificar…
No deberían manipularse cuestiones personales para negar un homenaje que el Pueblo y especialmente el peronismo de Bera-zategui le debe a la memoria de quien condujo los destinos del distrito.
Tal vez sería hora de entender que mas allá de las cuestiones privadas que alejaron a dos amigos en su momento, Carlos Infanzón es mas que merecedor de un homenaje de parte de los representantes del Pueblo de Berazategui, al que sirvió muchos años…