Se trata de una prueba piloto, que tiene lugar en La Plata. El gobierno provincial prevé una ola de acciones para aumentar la recaudación.
El gobierno de Axel Kicillof puso en marcha un plan de recaudación masiva. La estrategia será, sin dudas, la de obtener dinero a través de multas e intimaciones.
Para ello, el gobierno bonaerense decidió instalar, a modo de prueba piloto, cámaras lectoras de patentes en una de las dependencias que la planta de Verificación Técnica Vehi-cular en La Plata.
La plataforma consulta automáticamente la base de datos de deudas, tanto de multas co-mo de automotores, para intimar en su domicilio a los conductores que asisten al lugar.
En una segunda etapa, Axel Kicillof aspira a apostar a empleados públicos en el playón de la planta para que aborden a los conductores y procedan a intimarlos personalmente.
Finalmente, el programa de recaudación también apunta a eliminar bonificaciones a remi-ses, taxis y hasta a aquellos que ostenten una oblea de discapacitado; el proyecto solo será benevolente con los discapacitados motrices.