Especialistas en Economía ya marcan que la inflación, que acumuló 7,8% en los dos primeros meses del año, rondaría un 12% con la publicación del dato de marzo, prevén en torno al 4% nuevamente.
Los aumentos en distintos ámbitos, afectarán al bolsillo de los argentinos durante el mes de abril, ya que hay programados importantes incrementos.
Las subas previstas para el próximo mes abarcan servicios, combustibles, personal doméstico, expensas, transporte y hasta servicios financieros.
Los mismos se darán de la siguiente manera: NAFTAS: YPF ya anunció un ajuste de 5% en los precios de surtidores para abril.
PERSONAL DOMÉSTICO: Según el convenio salarial del gremio de personal doméstico, en abril se completará el último tramo del acuerdo salarial 2021. Se trata de una suba de 10% sobre los costos mensuales y por horas, que se suma a los incrementos de 10% y 8% otorgados en diciembre y febrero pasado, respectivamente. En el caso del personal para tareas generales (limpieza, cocina, lavado y planchado), la hora con retiro quedará en $171 desde abril y el sueldo mensual del personal sin cama tendrá un valor mínimo de $20.987.
SERVICIOS: LUZ Y GAS: Las empresas que forman parte de la generación y distribución de gas y energía eléctrica se encuentran en pleno proceso de audiencias públicas para definir un esquema tarifario de transición, luego del congelamiento del año pasado. En abril podrían llegar los primeros aumentos a las boletas de los usuarios. Con respecto al gas, las distribuidoras llegaron a pedir hasta 150% de aumento pero el Gobierno calculaba que, para no ampliar los subsidios, debería aceptar una suba de entre 26% y 35%.
Por el lado de la energía eléctrica, las distribuidoras solicitaron ajustes que llegan al 157%, según afirma la Secretaría de Energía, pero recién la semana que viene se discutirán esas propuestas en la audiencia pública.
TRANSPORTES: En este caso, los estudios y cálculos se realizaron en base a lo ocurrido con los medios de transporte en Capital Federal, donde el pasaje de subte y premetro volverá a aumentar desde el 18 de abril. Viajar en cualquiera de las seis líneas subterráneas tendrá un costo de $30, mientras que el premetro llegará a $10,70 el próximo mes. El aumento total será de 43% pero se mantiene el esquema de bonificaciones para los viajeros frecuentes con las tarjetas SUBE y Monedero, que hacen descuentos automáticos de 20%, 30% y 40% a los pasajeros que realizan más de 20, 30 o 40 viajes por mes, respectivamente. Además, los jubilados y pensionados, personas con discapacidad y beneficiarios del boleto estudiantil no abonan la tarifa.