A 45 años del último golpe cívico-militar del 24 de marzo de 1976, el intendente de Berazategui, Juan José Mussi, conmemoró el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia con varias actividades alusivas a la fecha. La emotiva jornada comenzó en Plátanos, donde se impuso el nombre de ‘Tulio Eduardo Ceccoli’ (un joven nacido en Mendoza y desaparecido en La Plata) a la calle 42 en toda su extensión; y ‘La Noche de Los Lápices’ al Centro de Atención Primaria de Salud (CAPS) N° 33.
El acto central, en tanto, tuvo lugar en el Paseo de la Memoria.
«Hoy estamos plantando árboles porque la lucha no terminó. Cuando organizamos estos actos además de los homenajes estamos diciendo ‘no aflojemos’ para que aquellas vidas que se perdieron no sean en vano», expresó Mussi.
El acto tuvo como eje la consigna ‘Plantamos Memoria’, que consistió en plantar más de 30 mil árboles en todo el país, en memoria de los detenidos-desaparecidos y por el futuro.
Durante el encuentro, el Intendente recalcó: «Los jóvenes deben seguir tomando las banderas de quienes dieron su vida por nosotros. Les pido que nunca salgan del movimiento nacional y popular que es el movimiento que piensa en los que menos tienen y quiere igualdad de oportunidades para todos».
En el mismo sentido, Mussi enfatizó: «Aquellos que dieron los golpes militares son los abuelos y padres de esos que quieren volver, de los que estuvieron cuatro años. No lo permitamos, más que nunca tenemos que estar abrazados; porque muchos represores se murieron pero dejaron a otros que hace poco replicaron el modelo neoliberal a través de las urnas. Tenemos que decir ‘Nunca Más’ vamos a permitir que por las urnas lleguen al poder los opresores del pueblo, los que pretenden el hambre y la miseria de la gente».
Homenajes
En la ceremonia en la calle ‘Tulio Eduardo Ceccoli’ y 155, se realizó la plantación de un árbol simbólico en memoria de este joven mendocino, que vivió en Plátanos, detenido y desaparecido por la dictadura cívico-militar en 1977.
En tanto que en el CAPS N° 33, bautizado con el nombre ‘La Noche de Los Lápices’, también se plantaron 8 árboles simbólicos: 6 en referencia a los jóvenes estudiantes desaparecidos la noche del 16 de septiembre de 1976 tras reclamar por la implementación del boleto estudiantil, otro en homenaje a Alicia Lisso (también desaparecida).
Por su parte, el secretario de Salud Pública e Higiene, Pablo Costa, se refirió a la imposición del nombre ‘La Noche de Los Lápices’ al CAPS N° 33: «Esta es una forma de que Berazategui recuerde de manera permanente a las víctimas de la última dictadura, más en este barrio en el que funcionó un Centro clandestino de detención».
Finalmente, el acto central se desarrolló en el Paseo de la Memoria, donde se exhibió la nueva intervención a cargo de 19 artistas sobre las diferentes estaciones que conforman este espacio y que aluden a la dictadura cívico-militar.