Las lamentables andanzas del concejal macrista Gabriel Kunz, estafando gente con vehículos, cheques y préstamos bancarios nunca pagados, trascendieron los límites de Berazategui, ya que medios de difusión nacionales y provinciales, se ocuparon varias veces de esos problemas.
Kunz tiene varias denuncias penales y hasta estaría investigado en una causa federal, por estar presuntamente ligado a un ‘pirata del asfalto’. Decenas de reclamos se hicieron frente al Concejo Deliberante contra el estafador, pero el deliberativo, cuidándose entre todos, cerraron filas alrededor de Kunz diciendo que «hasta que no haya una condena, no pierde la banca…» mientras que también hicieron caso omiso a las constantes ausencias del edil, con las cuales ya debería haber perdido su banca, fuera de las causas penales. Pero son solidarios -casi cómplices– entre si, permitiendo que se siga empañando la institución legislativa comunal del distrito, por proteger un malandra con chapa de concejal.
Pero el colmo de esto, es que mas allá de saber que es un malandra y que, encima, lo protegen, lo premian, riéndose los concejales, de los estafados y del Pueblo mismo.
Habría sido prudente que le pidieran que pida licencia hasta que se esclarezcan los temas alrededor suyo, pero –aunque no se pueda creer– en la conformación de las comisiones de trabajo de los concejales, Gabriel Kunz integra la de Derechos y Garantías, aparte de otras dos.
Terrible burla de los concejales de Berazategui hacia los estafados, la Justicia y la comunidad en general