Parecería ser que el haber navegado en un barco enfermero cerca de Malvinas, le dejó una neurona chúcara a Florentín Acosta, por eso suele tener esas actitudes que sorprenden -dicen- a su propio conductor…
Acosta, aún sabiendo que el COVID19 dejó un tendal de contagiados en el Concejo Deliberante ante lo cual varios concejales optaron por no asistir a la sesión del jueves de la semana anterior, hizo otra vez gala de su alpedismo político preguntando -después de la sesión- «porque no vinistes a la sesión…» a quienes no quisieron arriesgarse frente a la epidemia que sacude Berazategui. Propio de personajes como éste que -encima- cobra del Pueblo!