Dicen los observadores que siguen con los ca-leidoscopios la actualidad de los potentados del hachecedé, que detectaron con las antenitas de vinilo que un edil, a quien se le permitió en su momento romper a pedazos la cuarentena habilitándole el ‘autocine’ que terminó siendo cualquiera, buscando invertir cerca del mussinipio.
Parece que el ‘Rey Mago’ -como se lo conoce- está buscando cerrar contrato con coque-to local de la 14, donde funcionó un bar y que él abriría allí reducto nocturno de copas, dicen.
¿Será que ahí también estará de cliente fijo Gabriel K., parroquiano confeso de varios de estos tugurios…?