Parece que se le pinchó, nomas, el corto reinado de Hernán Ríos al frente del PRO Berazategui, cuando Vanina Passalacqua hizo pública su documentación respaldando que ella es la sucesora legal y legítima en el cargo presidencial.
Como se recuerda, el fallecido Angel Soto había asumido la conducción del partido de los globos amarillos ante la acefalía dejada por Gabriel Kunz y Marcos Cuellas, sumado a ello que Vanina P. había migrado hacia España.
Pero ante la vuelta de la ranelaghense, por ser la primer vocal oficial del partido, le tocó ser presidente.
Sin embargo, de repente aparecieron comunicados firmados -como ‘presidente’- por Hernán Ríos, quien ni siquiera aparece en la lista de autoridades. El autoproclamado cacique PRO no tuvo ni siquiera un almanaque del partido como para justificar su usurpación, así que quedó mas afuera que Kunz en una Convención de Gente Honesta…