El Gobierno emitió un DNU prohibiendo reuniones masivas de todos los tipos, entre otras restricciones, frente al imparable avance del coronavirus en nuestro país.

El lunes, el mas ‘negro‘ de este año con 373 fallecidos en un día, distintos movimientos sociales realizaron ruidosas manifestaciones en Av. Belgrano y 9 de Julio, frente al ministerio de Desarrollo Social de la Nación, concentrando miles de manifestantes, y anunciando otra manifestación similar para hoy martes, bien de espaldas a las limitaciones establecidas por el Decreto presidencial.

También vimos, azorados, la despedida de los restos del ministro Meoni, de Transportes de la Nación, fallecido el fin de semana en un accidente automovilístico cerca de Junin, dejando bien en claro que «hay muertos de primera y muertos de segunda«, ya que no se permiten velatorios con las de 10 personas y solo por dos horas.

¿Cual es entonces la verdad en manos del Gobierno? Ejercen impresionantes controles a los trabajadores que viajan en tren o colectivos, pero miles de los que no trabajan, se concentran sin impedimentos y frente a dependencias estatales, a 1.000 metros de la Casa Rosada, y 700 del Congreso Nacional.

Una guerra perdida frente a la mentira de batallas ganadas que nos dicen a diario…