Finalmente y tras varias idas y venidas, distintos gremios y empresarios acordaron esta semana, un aumento del 35% del salario mínimo a concretarse en siete tramos.
Al respecto, el Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil estableció un aumento del 35% del salario mínimo, que se realizará en siete tramos hasta febrero de 2022, cuando se establecerá en $29.160.
El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, había convocado para el miércoles último a la mesa tripartita de gremios, empresarios y gobierno para una revisión semestral del salario mínimo.
De las discusiones, surgió que el salario mínimo se estableció por un monto que apenas supera la línea de indigencia.
En la misma, convinieron el pago de un 9 por ciento en abril, 4 en mayo, 4 en junio, 3 en julio, 5 en septiembre, 5 en noviembre y un 5 por ciento final en febrero de 2022, con una cláusula de revisión en septiembre.
El acuerdo tendrá vigencia hasta el 31 de marzo de 2022.
De este modo, el salario mínimo, vital y móvil pasará de $21.600 al día de hoy a $29.160 en febrero, un aumento menor al 40% que pedían los sindicatos y apenas mayor al 32% que buscaba el gobierno de acuerdo a su evaluación presupuestaria para este año.
La mesa tripartita la integraron los sindicalistas Héctor Daer (Sanidad), Carlos Acuña (Estaciones de servicio), Andrés Rodríguez (UPCN), Gerardo Rodríguez (Construcción), Sergio Romero (Unión Docentes Argentinos), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Antonio Caló (metalúrgicos) y Armando Cavalieri (Comercio).
Entre los representantes de las cámaras empresarias estuvieron presentes Pedro Cascales (CAME); Daniel Funes de Rioja (UIA), Pedro Etcheberry (Cámara de Comercio), Jorge Hulton (Cámara de la Construcción), Carlos Achetoni (Federación Agraria), Daniel Pelegrina (Sociedad Rural), Javier Bolzico (Asociación de Bancos), y Jaime Campos (AEA).