El jefe de gabinete de la Provincia, Carlos Bianco, dio una cifra alarmante de los pacientes que mueren tras entran en situación crítica.
El funcionario de Kicillof nfatizó «la urgencia de bajar los casos ante este escenario».
Desde el Gobierno bonaerense dieron el parte epidemiológica semanal y se detalló la «situación de las disponibles de terapia intensiva». El jefe de gabinete bonaerense, Carlos Bianco, encendió las alarmas con el número de fallecidos que ingresan a situación crítica.
«Cada 10 pacientes que ingresan a terapia intensiva 6 fallecen», aseguró Bianco.
«El objetivo es no saturar el sistema sanitario pero también que se reduzcan los casos y no lo hemos logrado. Es la única forma en que la gente no llegue a terapia intensiva, no podemos cantar victoria porque no sature el sistema», dijo el funcionario de Kicillof apuntando a futuras inminentes restricciones.
A este triste panorama, hay que agregarle que la capacidad de internación en hospitales públicos «está colmada», al punto que hay nosocomios que «ya rechazan el arribo de pacientes».
También tiene enorme incidencia en el grave cuadro, el hecho del «faltante de oxígeno medicinal» en los establecimientos sanitarios. «Solo nos proveen del 30% del total que necesitamos en este momento» dijo el Jefe de ministros de la provincia de Buenos Aires.
Según la Provincia, «el sector público y privado del AMBA cuenta con 750 camas libres (76% de ocupación) y 600 camas en el interior de la Provincia». En tanto, la Ciudad de Buenos Aires «dispone de 140 camas».