Con el objetivo de desalentar la circulación para ponerle freno a la segunda ola de coronavirus, los gobiernos de Nación, Provincia y CABA acordaron una serie de medidas en las que principalmente apuntarán a un mayor control vehicular. Los mismos comenzarán mañana y las autoridades bonaerenses ya armaron un esquema de ubicación de los retenes que ubicarán tanto en los accesos a las ciudad como en las rutas.
En lo que respecta a nuestra región, uno de los puntos de control que implementará la subsecretaría de Transporte bonaerense estará ubicado en la estación de trenes de La Plata, en 1 y 44. Allí se montará un operativo en donde los agentes les pedirán a los pasajeros contar con el permiso pertinente para poder viajar.
También en la Autopista Buenos Aires-La Plata habrá puestos de control. Por ejemplo estará apostado un retén en el peaje de Hudson, y lo mismo ocurrirá en el de Dock Sud.
Para el resto de la provincia también hay un esquema delineado. Por caso, pedirán los permisos de circulación en los ingresos a Mar del Plata, Pergamino, Junín, Pehuajó, Bragado, Zárate, Guaminí, Bahía Blanca y Necochea.
También habrá controles en las estaciones del ferrocarril de Florencio Varela, San Martín, Berazategui, Quilmes, Burzaco, Laferrere, Lanús, Lomas de Zamora, Moreno, Merlo y José C. Paz. Mientras que colocarán agentes en las terminales de colectivo de Bahía Blanca, Mar del Plata, Azul, Junín y Trenque Lauquen.
Otros retenes se instalarán en Tecnópolis (Villa Martelli), en el centro de La Matanza y en la estación fluvial de Tigre.
Cabe recordar que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, acordó hoy con ministros nacionales y funcionarios de la Ciudad y la Provincia “intensificar los controles en los accesos interjurisdiccionales” en el marco del aislamiento estricto por nueve días que
comienza mañana.