Parece que si bien el canto de esta bandurria fue escuchado por al menos 10 personas -que son los que lo siguen a diario, mas o menos…- tiene menos amigos que Roesler el 20 de julio…
La bandurria hudsense, que mas bien parece una vieja urraca paraguaya, habría pedido a joven referente político del distrito, que lo incluyan en una inminente lista de candidatos para concejales. El político en cuestión, con una sonrisa pintada, quiso hacerle entender que su presencia en un armado para las PASO, le significaría un éxodo de gente como si Bullrich ingresara en La Serenísima, ante lo cual la bandurria amenazó con desprestigiarlo a diario desde la rama seca donde se sube cada día para bandurrear (no se rían… llegó a tener pauta oficial en su propaladora re trucha…)…