Iniciaron ‘Cambiemos’ en Berazategui, junto a María Eugenia Vidal. Gabriel Kunz y Vanina Passalacqua tejieron la red del grupo que luego integraron Marcos Cuellas, Guillermo Fiad y Marisa Luero.
Cubiertos a nivel provincial por la otra parte del grupo, Walter Lanaro, Alex Campbell, Hernán Lacunza, Fabián Perechodnik, permitieron el ingreso de dos de los peores concejales que hayan pasado por el Concejo Deliberante de Berazategui: Gabriel Kunz y Marcos Cuellas.
KUNZ
Gabriel Alejandro Kunz llegó a Provincia con Vidal como uno de los directores de Deportes de esa cartera en La Plata. Ya en esa función, comenzaron las acciones que terminaron ‘coronando’ a Kunz como uno de los mas corruptos de la historia de Berazategui. En Gral. Villegas, armó una empresa de camiones a nombre de su esposa, y literalmente dejó el tendal, con una alfombra de cheques sin fondos y otros adicionales.
Pero sus andanzas le permitieron que al poco tiempo de asumir en Provincia, se mudó de su pequeño dúplex donde vivía en el llamado ‘Barrio Parque Ranelagh’, 26A y 132 y compró otro costosísimo duplex de dos pisos, con pileta de natación, quincho etc en una de las zonas residenciales mas costosas de Ranelagh, sobre la calle 362.
Ya concejal -por ‘Cambiemos’- también armó empresas fantasmas en el hospital ‘Evita Pueblo’ cuando su primo Rodrigo Castañeda fue designado director del nosocomio, donde incluyó en sus sucios negocios a su hermano, suboficial de la Policía Bonaerense.
Siguiendo con sus actitudes delictivas, Kunz estafó gente de Hudson con la venta de camiones, y armó una empresa fantasma ‘Logística Ponce de León’ con la cual estafaron al menos a 8 personas quedándose con sus vehículos algunos de los cuales fueron vendidos en forma fraudulenta.
La empresa fantasma funcionaba en una propiedad familiar en Wilde, donde actualmente estaría refugiado Kunz, ya que sus víctimas lo buscan contínuamente…
También logró -pese a sus antecedentes bancarios- que una ‘mano importante’ intervenga para que le dieran un préstamo de casi medio millón de pesos del banco Credicoop de Berazategui, beneficio éste que nunca pagó. Estafó un local de autoestéreos de Av. 14 y 133 y otras denuncias que lo persiguen por todos lados…
CUELLAS
Marcos Cuellas, otro de los ‘puntales’ de ‘Cambiemos’ en Berazategui. ‘Ñoqui’ de lujo (casi ni aparecía en las sesiones) logró que el oficialismo le ‘banque’ que viaje a Génova, Italia, donde trabajaría como entrenador de un equipo de hockey.
El Concejo Deliberante mintió por él, aduciendo que lo enviaban «para capacitarse en ese deporte» cuando los concejales (propios y ajenos) sabían perfectamente que era mentira.
Le votaron no solo el viaje y la licencia, sino que cobre su dieta en Berazategui (seguro la percibía su familia) hasta que un imparable escándalo sacó a luz el desastre que hacía Cuellas con el erario público -con la complicidad de todos los concejales- que le permitieron cobrar hasta enero de este año, pese a que viajó en julio de 2020.
Lamentable burla al Pueblo de Berazategui del concejal ‘par’ de Kunz, Marcos Cuellas.
PASSALACQUA
Vanina Passalacqua es otra integrante del increíble ‘Grupo’ que dejó con la boca abierta a los votantes.
En octubre del 2019, cuando el PRO de Macri perdía las elecciones frente a Fernández, Passalacqua -junto con su familia- emigró a Alicante, España. Dijo que había «vendido todo» y se fue a vivir a la ‘Madre Patria’ explicando que «acá no hay futuro para nadie…» y viajó hasta con hijos, nueras y nietos. Su esposo había sido ‘pope’ del ‘Estado en tu Barrio’.
Extrañamente, tras el alejamiento definitivo de Cuellas, Passalacqua volvió a la Argentina a ocupar la banca de suplente que le tocaba. No pocos se extrañaron por su vuelta, ya que la dieta de concejal equivale aprox. a 700 euros mensuales (a precio oficial), mucho menos de lo que estaría ganando actualmente en Europa.
Las versiones circulantes dejan entrever que Lanaro, Lacunza y Campbell le habrían ofrecido que vuelva, sea concejal para ayudar este año al ingreso al Concejo del empleado de Lanaro, Julián Amendolaggine, y la posibilidad que Passalacqua ocupe un escaño en Provincia.
El acuerdo incluiría que Marisa Luero, una acaudalada mujer del barrio Abril -cero política pero esposa de millonario empresario- sea concejal también este año, a cambio de ‘aportar’ para la campaña electoral.
AMENDOLAGGINE
Julián Amendolaggine era empleado del ministerio de Economía bonaerense cuando Hernán Lacunza era ministro.
El actual senador Walter Lanaro era su ‘padrino político’.
Si bien sería vecino del partido de Tres de Febrero -según lo apuntan- llamó mucho la atención el enorme despliegue de efectivo realizado en Berazategui, donde construyó locales y departamentos en 151 y 13 de Berazategui.
Algunos adláteres suyos se esforzaban en justificar que serían «de la familia…» hay quien se preguntaba si no habría que buscar alguna actividad de ‘terrateniente’ en el asunto…
De la amano de Kunz, Cuellas y Passalacqua -especialmente- Amendolaggine quiso ser intendente de Berazategui en 2019, obteniendo votos que no le alcanzaban ni para ser consejero escolar.
Ahora, la misma gente que sentó a Kunz y Cuellas en un escaño, y que trajo nuevamente a Passalacqua desde Europa, quieren sentar a un socio de ellos en el ‘honorable’ Concejo Deliberante.
NO SON AFILIADOS
Como remate, del asunto, cabe señalar que ni Passalacqua, ni Amendolaggine son afiliados al partido (PRO) del cual quieren valerse para obtener poder político, económico e impunidad, como lo logró su socio Gabriel Kunz