Esta semana se escuchaba el zapateo en alguna dependencia municipal, por el inusitado crecimiento en su categorización, de un muchachón que apenas hace poco mas de un año y medio que ingresó a las filas comunales.
No solo ingresó no hace tanto, sino que en poco tiempo lo recategorizaron, lo que encendió las chispas de quienes hace años que trabajan en dependencias inclusive donde está el ‘beneficiado’ y siguen rogando tener esa categoría. Pero claro, ninguno es el hijo del Hugo del 2050
Que se va a hacer muchachos…