La doctora Daniela Hozbor es científica del CONICET, Profesora de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata, especialista en Vacunología y Microbiología.
En diálogo radial con el periodista Jorge Tronqui (programa El Tribuno, FM Espacio) habló sobre la actual decisión de los municipios de cremar los cuerpos de los fallecidos por COVID, medida que incluye a Berazategui: «No hay ningún motivo para cremar al fallecido por el virus, ya que la muerte del paciente termina con la vida del coronavirus en su interior».
Hozbor amplió: «Inicialmente y ante el desconocimiento de los alcances del contagio del COVID, se optaba por la cremación, especialmente en países como China, que lamentablemente apilaba en forma diaria a los muertos, pero hoy hemos avanzado mucho sobre el tema y no es necesario para nada cremar al fallecido por COVID».
Hozbor es doctora en Ciencias Bioquímicas e investigadora del CONICET: «Esa práctica fue del año pasado, cuando inclusive se creía que el virus se contagiaba por superficie y se limpiaban las zapatillas, se colocaban alfombras con lavandina o desinfectantes, y se quemaban los cuerpos, pero hemos avanzado mucho, y hoy sabemos que los calzados no tienen nada que ver como también sabemos que un fallecido por coronavirus, después no contamina la tierra, que no es necesaria la cremación especialmente en lugares de pocos fallecimientos como son los distritos, ya que en China, Alemania y otros países se utilizaba la cremación mas por la ocupación extensa de lugares que demandarían las sepulturas que por otra cosa. Hoy sabemos que tras fallecer la persona, el virus fallece con él, así que es innecedaria la cremación del fallecido».
QUE PASA CON EL VIRUS CUANDO
LE DAN EL ALTA AL INFECTADO

Sobre el gran interrogante de qué ocurre con el virus en el interior del paciente que fue dado de alta tras la convalecencia, la Dra. Hozbor dijo que «Lamentablemente detectamos que quedan secuelas en muchas personas aún después de obtenida el alta de su tratamiento, quedan daños en algunos órganos que estamos investigando».
«No podemos afirmar fehacientemente que ocurre con el virus en el interior del paciente recuperado… hemos detectado que en muchos casos siguen latentes en el interior del organismo del paciente que cayó víctima del ataque del COVID, y estamos investigando si los daños que quedan después del padecimiento solo son por el duro ataque de la enfermedad, o aún después de ser dada de alta la persona, el virus sigue ahí dañando» amplió la científica, quien agregó: «Se dan tratamientos a muchos pacientes recuperados para mejorar su salud que fue apaleada por el virus, mientras seguimos investigando si el mismo sigue vivo y con fuerza dentro del paciente, o solo es un resabio sin capacidad de dañar a quien lo porta en su interior, y lo que es mas importante aún, si puede volver a dañar después de recuperada la persona».
«TODAS LAS VACUNAS SIRVEN»
Finalmente, la investigadora habló sobre las vacunas que se utilizan actualmente en el país: «Entendemos la incertidumbre de la gente frente a la variedad de vacunas que se están inoculando en Argentina, y muchas veces ello es producto de la información que no siempre es precisa, que dan por los medios los que quieren hablar del tema, sin medir lo que se afirma…».
Hozbor refirió: «Tengan en cuenta que todas las vacunas que van llegando, la SputnikV, la Sinopharm, la AztraZeneca, pasaron los controles que el país demanda de un producto antes de ser integrado a un organismo humano, y todas ellas son efectivas».
«Hubo incertidumbre sobre la aplicación de solo una primera dosis, pero deben estar tranquilos porque en todo el Mundo ya se comprobó que si bien no es lo óptimo, tener una dosis reduce considerablemente el ataque del virus, y de esa manera el país tiene mas gente vacunada
» puntualizó la doctora.
Y explicó asimismo que «Si bien no es mucho el porcentaje de gente vacunada, calculamos que después de julio estaremos en niveles que den tranquilidad a la población» cerró.