Algunos vecinos dijeron que los hizo el municipio. Otros, que son parte del gran plan gubernamental ‘Paradas Seguras’.
Lo cierto es que quien haya construido el refugio de 63 y 163, en Pueblo Nuevo, no debe haber entendido el plano o croquis de construcción.

Tal vez lo ejecutó gente de muy buena voluntad, pero con cero perspectiva y conocimiento de cómo se sientan los que esperan un micro.
También sería importante que después de ésto, los grupos que tengan el trabajo de construir los refugios, sean supervisados por personal técnico acorde, ya que en lo que se ve, hay desperdiciado dinero de los contribuyentes, aparte de quedar casi como una burla lo construído…