Un comisario retirado de la Policía Bonaerense fue detenido esta semana en Beraza-tegui luego de balear en el cuello a su propio hijo de 22 años en medio de una discusión familiar, según informaron desde la fuerza.
El hecho se produjo el domingo último en la calle 26 y 132 de Ranelagh.
Según testigos del hecho, el comisario retirado Xavier Jalifa estaba manteniendo una dura discusión con una de sus hijas, en momentos en que llegó su hijo Lautaro, quien defendió a la hermana, aparentemente por el maltrato y agresiones de la que era víctima por parte del ex jefe policial.
Fue allí que Jalifa extrajo de entre sus ropas un revolver calibre 38, con el cual disparó contra su hijo quien recibió el tiro en plena garganta, resultando destrozada su tráquea.
En esos momentos y ante el llamado al 911 por parte de vecinos, arribó un móvil del Comando de Patrullas quienes pidieron una ambulancia que trasladó al joven baleado al hospital «Evita Pueblo» de Berazategui, mientras procedían a detener al ex comisario Jalifa.
Los policías que detuvieron a Jalifa, secuestraron el arma utilizada en la agresión, un revólver calibre 38 largo.
El joven, tras ser trasladado al hospital, fue intervenido quirúrgicamente quedando internado en estado grave.
El comisario retirado Xavier Jalifa fue imputado por homicidio en grado de tentativa agravado por el vínculo, quedando a disposición de la UFI N° 1 Descentralizada del departamento judicial de Quilmes a cargo del Dr. Daniel Ichazo.
«ME APUNTÓ A MI Y
ME CUBRIÓ MI HERMANO»
Morena Loreley Jalifa, hija del ex policía detenido, denunció en las redes que «me estaba atacando a mi, estaba sacado, y cuando sacó el arma me apuntó a mi!».
La chica agregó: «En ese momento había llegado Lauti, y cuando mi papá me apuntó, él me corrió pero el disparo lo recibió él y en la garganta, o sea si me tiraba a mi, era directamente a la cabeza! ¡Quiero que se haga justicia, que quede preso, nadie puede dispararle ni siquiera apuntarle sus hijos!» reclamo la chica.