Desde el búnker de Rodríguez Larreta, ya habría salido el paper descartando a Emilio Monzó con posibilidades de competir en Provincia.
Es que el ex presidente de la Cámara de Diputados andaba coqueteando por las tierras bonaerenses viendo si conseguía conchabo suficiente para pelear un escaño por la Provincia, pero Larreta -que no tiene un pelo de zonzo- vio que detrás suyo no tenía nada -como se dice- y al no mover el amperímetro, el Alcalde de CABA puso el paquete de fichas apostando a Diego Santilli.
En el medio de este bolonqui, los observadores y los negociadores siguen de cerca lo que haga Jorge Macri, que si bien amaga con ser el referente en Provincia –y lo respetarían por ser un Macri- también evalúan que el apellido puede repercutir en negativo en las elecciones.
Encima, Mauricio -que debe creer que tiene las encuestas a favor…- pulsea para que Patricia Bullrich sea la diputada por la provincia y desafía a Maru Vidal a bajar a provincia (recordemos que hasta ahora, será candidata a diputada nacional por CABA) y dificilmente la ex gobernadora regale su tiempo en una interna con la ex ministro de Seguridad de Macri…