La Argentina se abstuvo de condenar las detenciones masivas del régimen de Daniel Ortega en Nicaragua en una votación que tuvo lugar en una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA).
Dicha sesión acabó con la aprobación de una resolución que pide «la liberación inmediata de los candidatos presidenciales y de todos los presos políticos».
En este contexto, el gobierno de Alberto Fernández se sumó a México y otros tres países que se rehusaron a respaldar la resolución, que fue aprobada por una amplia mayoría de 26 países.
Sólo tuvo tres votos en contra, entre los que se incluye el de Nicaragua, que condenó la injerencia del organismo multilateral. A su vez, acusó a Estados Unidos de desplegar una «política intervencionista», así como también de «los países que se suman a esta acción de injerencia».
El régimen de Daniel Ortega detuvo, en las últimas semanas, a varios líderes de la oposición.
La resolución que fue aprobada por el Consejo Permanente condena «inequívocamente» la detención, hostigamiento y restricciones arbitrarias impuestas a candidatos presidenciales, partidos políticos y medios de comunicación independientes.
A su vez, pide la «liberación inmediata de los candidatos presidenciales y de todos los presos políticos».
Cabe mencionar que el texto de esta resolución fue presentado por Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, Paraguay, Perú y Estados Unidos.
El régimen detuvo en las últimas semanas a 13 figuras de la oposición. La reacción del resto del mundo llegó luego de una ola de arrestos que parecen ser arbitrarios por parte del gobierno de Ortega a sus principales rivales de cara a las próximas elecciones presidenciales.
Entre las personalidades políticas arrestadas se encuentran Juan Sebastián Chamorro, economista, y Arturo Cruz y Cristiana Chamo-rro.
Los Chamorro pertenecen a la familia política con más historia de Nicaragua. Otros líderes políticos detenidos en las últimas semanas son Dora María Téllez, una de líderes del sandinismo de los 70, y otros disidentes sandinistas y antiguos aliados de Ortega como el general retirado Hugo Torres y Víctor Hu-go Tinoco.