En una fuerte señal de respaldo a la candidatura a Diego Santilli impulsada por Horacio Rodríguez Larreta, los intendentes bonaerenses del PRO dejaron una posición delicada a Jorge Macri.

El pasado lunes feriado, los intendentes macristas agasajaron a Larreta y Santilli con una cena en Valentín Alsina. Segundo mensaje en foto en pocos días, de los dirigentes porteños con alcaldes bonaerenses del PRO, tras el encuentro del viernes en Olavarría.  

En la cena, estuvieron el anfitrión de Lanús Néstor Grindetti; Diego Valenzuela de Tres de Febrero; Guillermo Montenegro de Mar del Plata; Julio Garro de La Plata y Héctor Gay de Bahía Blanca. También estuvo de invitado el diputado Cristian Ritondo mientras que María Eugenia Vidal se sumó por Zoom.

Según fuentes oficiosas sobre lo conversado en el ágape, los intendentes «insistieron en la necesidad de mantener la unidad del PRO y Cambiemos«. Los jefes comunales no quieren saber nada con una interna dura que les complique sus distritos.

Asimismo se habría coincidido en que Diego Santilli «es el mejor candidato hoy por hoy, ya que retendría la mayor cantidad de diputados para el PRO según las encuestas«. Además, destacaron que «tiene mejor llegada al peronismo«. 

Sobre la foto con Larreta y Santilli, los observadores coinciden en que «es una señal muy fuerte para Jorge Macri, apenas unas horas después de que el intendente de Vicente López apareciera en un encuentro en Olavarría y desafiara al jefe de gobierno porteño«. 

En sectores del PRO también «hay preocupación porque una interna del partido amarillo favorecería la estrategia de los radicales, que comenzaron a abroquelarse detrás de la figura de Facundo Manes«.