Un oficial de la Policía Local de Berazategui, lucha por su vida y contra el abandono y la indiferencia de su obra social, IOMA, que prácticamente se desentendió del funcionario que sufrió un accidente de tránsito.
El Policía de la provincia de Buenos Aires, Santiago Rivas, el pasado 8 de junio, a las 16:15 aproximadamente en Camino Gral.Belgrano y 208, de Ranelagh, en circunstancias que se trasladaba en su moto particular sufrió un accidente de tránsito con un micro de la línea 324.
Lamentablemente, el transporte de pasajeros que lo embistió no detuvo su marcha, huyendo del lugar y dejando tirado a Rivas.
El joven uniformado fue trasladado por una ambulancia del SAME al hospital ‘Evita Pueblo’ donde fue intervenido quirúrgicamente por las graves heridas recibidas.
Como todo el personal policial bonaerense, Santiago Rivas tiene IOMA como obra social, pero cuando comenzaron a pedir el traslado del oficial a un sanatorio, su esposa -también policía provincial- se encontró con un tremendo abandono «no solo de parte de IOMA, sino de la propia institución de seguridad que -al decir de la compañera del oficial herido, «por la falta de acompañamiento de la fuerza policial».
«En este momento tan difícil, me tocó vivir una increíble odisea para conseguir el traslado a un sanatorio de la obra social IOMA, porque la terapia intensiva del nosocomio público estaba colapsada por la pandemia que se vive» relató su mujer.
La esposa del herido puntualizó su malestar «por el total abandono de la obra social, y la falta de acompañamiento de la institución policial, no así de sus compañeros de igual rango que permanentemente se ponen a nuestra disposición».
TESTIGOS
Por otra parte, Liliana Salazar manifestó su «preocupación» y hace «un llamado a la solidaridad para aquel que haya sido testigo de tan terrible siniestro de tránsito, se comunique al 011-3030-7626».
«Necesitamos urgente testigos del accidente, alguien tiene que haber visto lo que pasó… en el micro deben haber viajado pasajeros, no puede ser que todos se guarden a silencio, al ‘no te metás’ mientras que un trabajador, padre de un bebé, se debate entre la vida y la muerte, alguien nos tiene que ayudar!» reclamo su esposa.
En tanto, agradeció «al personal de salud del hospital ‘Evita Pueblo’ que hicieron todo lo posible por salvarle la vida a Santiago».